CÓMO REPARAR HORMIGÓN IMPRESO

El hormigón impreso está considerado como uno de los materiales más resistentes que podemos encontrar en el mercado. Sin embargo, el tiempo le puede llegar a afectar, además del impacto directo de los rayos del sol, los cambios de temperatura, la humedad relativa demasiado alta, entre otros factores. Además, si no se lleva un buen mantenimiento, es posible que nos tengamos que enfrentar a grietas o fisuras en algún momento dado.

A diferencia de lo que ocurre con otros materiales, los daños que pueda sufrir el hormigón impreso no son irreparables. Un buen equipo de profesionales puede ayudarte a solucionar el problema, incluso te podría dar pautas para evitar que se vuelva a repetir.

Lo realmente interesante para evitar esto es seguir pautas de prevención, como puede ser mantener el pavimento y los muros diseñados en este material en las mejores condiciones. También deberíamos detectar cualquier posible filtración de agua, ya que estas pueden ser los primeros causantes de los mayores estragos.

Aquí vamos a ver algunos procedimientos para tratar los problemas más habituales:

Productos para reparar hormigón impreso

Para proteger ante los rayos UV y ayudar a recuperar su brillo

Si es el sol el que está deteriorando el suelo, incluso hasta si ya presenta un aspecto algo envejecido, podemos utilizar un polímero especial fabricado a base de resinas termoplásticas. Protege las diferentes capas del hormigón impreso, al mismo tiempo que lo ayuda a recuperar su singular brillo.

Estos productos son imprescindibles sin buscamos recuperar ese efecto mojado que nos sedujo el primer día.

Para tratar zonas desgastadas en las que se haya perdido el color

En principio, los pigmentos que se utilizan para dar color al hormigón impreso deberían durar de por vida. Pero si apreciamos algunas zonas desgastadas en las que se ha perdido gran parte del color, es posible darle a este material un tratamiento con tintes.

Así se consigue reparar la zona dañada y recuperar el color. Quizá no se logre exactamente el mismo color que había antes, pero tampoco parecerá tan desgastado.

Para tratar las manchas blancas

No son habituales, pero también podrían presentarse. Las manchas blancas podrían dar al traste con la estética tan valorada de nuestro suelo. Son especialmente antiestéticas cuando estamos hablando de suelos oscuros, rojos, marrones o en otro color en el que el blanco destaque.

Las manchas blancas en el hormigón impreso son el resultado de que no exista una sólida capa de rodadura, por lo que penetra la humedad en el material.

·La buena noticia es que la gran mayoría de las manchas blancas desaparecen con facilidad, con un buen limpiado.
·Pero si estamos hablando de manchas blancas más graves, como aquellas que se hayan podido producir por depósitos de cal, tendremos que usar productos químicos que solucionen el problema, pero que no ataquen agresivamente al hormigón. El vinagre puede funcionar muy buen en este punto aplicándolo con un cepillo respetuoso para luego eliminar con agua abundante.

·Si las manchas son más evidentes, y el vinagre no hace nada, podemos ir a un producto más fuerte, como el salfumán. En este caso, tomaremos las medidas oportunas: además de protegernos debidamente, habrá que usar protección para nosotros.

Problemas de grietas y fisuras producidas por una mala instalación

Una instalación incorrecta es el cáncer del hormigón impreso. No importará lo bien que haya quedado, o el mantenimiento que le demos al material, si a la hora de la verdad se ha instalado de una forma inadecuada. Tarde o temprano empezaremos a notar grietas o fisuras en nuestros sueños o muros que se hayan diseñado con dicho material.

Por desgracia, no hay una solución efectiva en este caso. Lo único que podría hacerse es picar, quitar el suelo y volver a ponerlo, con el consiguiente gasto que esto acarrea. Para evitar que esto ocurra:

· Contrata siempre empresas de calidad, aquellas que tengan una amplia experiencia, que sean de confianza y que tengan opiniones positivas a sus espaldas.

· Huye de aquellos precios excesivamente económicos, ya que te arrepentirás de ellos. Pide presupuesto en varias empresas y te darás cuenta de que el precio es más o menos igual en todas las empresas. Si hay alguna que te ofrece un precio ridículamente bajo, tienes motivos para sospechar.

· Aunque tengas mucha prisa por terminar el trabajo, la empresa no debería encargarse de ello en condiciones extremas: por ejemplo, ni durante aquellos días en los que las temperaturas son muy altas o muy bajas, cuando hace mucho viento, hay lluvia, etc.

· Debes asegurarte de que el presupuesto es detallado, que no tiene ninguna condición o cláusula oculta que pueda elevar el coste del servicio, que se firma un documento legal y que hay una factura de por medio.

Estas pautas son clave para reparar el hormigón impreso. Una buena empresa de instaladores puede ayudarte con tu problema.
También te puede interesar,...