CÓMO APLICAR RESINA AL HORMIGÓN IMPRESO

El hormigón impreso es un material muy versátil y resistente con el que se puede imitar cualquier estilo. Una vez que se ha colocado, lo primero que nos preguntaremos es cómo lograr ese estético espacio durante mucho tiempo, además de darle una protección contra la abrasión del sol, además de ante las condiciones extremas del ambiente.

Hace falta una resina especial que ayuda a endurecer la superficie y a alargar su tiempo de vida útil. De hecho, con el paso del tiempo, la resina empezará a perder su efecto y habrá que proporcionársela de nuevo. Se calcula que este proceso habrá que llevarlo a cabo cada 8 años, aunque dependerá de cada situación.

Tipos de resina

Antes de aplicar cualquier tipo de resina, debes saber que existen 2 grandes tipos:

Resina al disolvente

Tiene una composición espesa y transparente. Está formada por disolventes orgánicos, lo que nos indica que su aplicación se debe llevar a cabo con un rodillo para que haya contacto directo con la superficie, consiguiendo así que se esparza sin dejarse ninguna zona sin cubrir.

Resina al agua

Por otra parte, tenemos la resina al agua que se caracteriza por ser blanca. Se emplea para destacar el color y el estilo que se haya usado para el hormigón impreso. Se aplica con facilidad extendiéndolo a lo largo de la superficie con un cepillo.

Importante: Aunque la resina no debería ser difícil de aplicar, te recomendamos que lo haga una empresa especializada, para así garantizarte el mejor resultado posible.

¿Cómo aplicar resina al hormigón impreso? Paso a paso

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de resinas que existen, vamos a ver los pasos que tendrías que dar si te decides a llevar a cabo el proceso por ti mismo.

Tratamiento de la superficie

Lo primero que tendrás que hacer es trabajar la superficie. No apliques la resina en el caso de que no esté completamente limpia. Y no valdrá únicamente con barrer o limpiar con agua, sino que necesitaremos usar productos desengrasantes con un cepillado perfecto. Piensa que cualquier resto de suciedad se quedará sellada en el momento en el que añadamos la resina. Además, la superficie debe estar completamente seca antes de aplicar el producto.

Uniformidad

Se persigue que la resina tenga el mejor aspecto posible, y para ello tendremos que extenderla de manera uniforme. Aplica la resina utilizando un rodillo para que pueda abarcar todo el hormigón. Digamos que el efecto es similar a como si estuviéramos pintando el pavimento. Aplicaremos dando 2 capas para que el grosor sea el mínimo posible (no hay que dar tan solo una única capa que sea gruesa; si lo haces, es posible que no se adhiera al hormigón).

Tiempo de secado

Para evitar el problema de crear una única capa es importante respetar el tiempo de secado. Esperaremos entre 24 y 48 horas entre capa y capa para asegurarnos que el tiempo es el adecuado. Damos la segunda capa y comprobaremos que hemos revitalizado el brillo y alargado su tiempo de vida útil.

¿Qué ventajas tiene la aplicación de resina al hormigón impreso?

· Alarga el tiempo de vida útil del hormigón impreso.
· Le confiere un plus de resistencia el hormigón.
· Una vez que lo apliquemos, no tendremos que volver a hacerlo hasta que pasen unos 6-8 años.
· La aplicación es sencilla, pero es importante contar con una empresa especializada y con un equipo de personas que te garanticen una aplicación uniforme.
· Además, te ayuda a ahorrar, ayudando a amortizar la inversión que has hecho en el hormigón impreso.

No te descuides y aplica la resina en el plazo estipulado para evitar problemas.
También te puede interesar,...